Manos de mujer ofreciendo una flor amarilla

Yo me sumo al Giving Tuesday, ¿y tú?

El viernes pasado fue Black Friday y ayer, Cyber Monday. Dos de los días grandes de la era del consumismo. Fiestas de descuentos y compras impulsivas —muchas de ellas innecesarias— para echar gasolina al motor del sistema capitalista.

No obstante, con diligencia y fuerza de voluntad, conseguí resistirme a las tentaciones consumistas; tanto a las externas como a las internas.

Para empezar, ignoré estoicamente los reclamos publicitarios que durante días me atacaron desde tierra, mar y aire.

Asimismo, conseguí hacer oídos sordos a esa vocecilla interior que me animaba a comprarme un móvil nuevo: Es que este ya tiene tres años y llevas la pantalla quebrada desde hace meses… ¡Y ahora están baratísimos!

Así que, pasaron el Black Friday y el Cyber Monday y mi cuenta bancaria ni se enteró. ¡Bravo!

Pero hoy voy a hacer que el saldo de mi cuenta baje, porque hoy es el Giving Tuesday, un día para apoyar con nuestro dinero causas que nos importan.

Hace años que soy socio de Médicos sin Fronteras y acabo de complementar mi cuota mensual con una donación puntual (tú también puedes hacerles una donación en su web, es muy fácil). Porque creo en su trabajo, porque pienso que su labor humanitaria es necesaria, más aún en este contexto de pandemia.

Por otra parte, acabo de a hacerme socio de Greenpeace, para darle un poquito más de fuerza a una ONG que lucha cada día por la defensa de la naturaleza.

Cuando mi móvil deje de funcionar definitivamente, me compraré otro; pero no antes. Hoy prefiero usar ese dinero para hacer que este mundo se parezca un poco más a como me gustaría que fuera.

¿Y tú? ¿Te sumas al #GivingTuesday?

Fotografía de Lina Trochez (Unsplash).


Publicado

en

por

Etiquetas: